Pages

 

Salzburgo, y algunos pueblos austríacos.

14 comentarios
Ahora que empieza a entrar otra vez el frio del invierno, retomamos el viaje de verano por donde lo dejamos, así igual, entramos un poco en calor.

Tras visitar Eslovenia, y Zagreb, nos pusimos rumbo a nuestra siguiente parada: Austria.


_MG_2908


Recorriendo lugares de cuento de hadas

Entramos al país por la frontera eslovena, nuestro objetivo era llegar a Hallstat, para después continuar camino a Salzburgo, y hacer noche allí.

_MG_2386


En nuestro camino, fuimos parando por algún pueblo típico autríaco, para disfrutar de sus maravillosos paisajes, y de sus ricas cervezas.


_MG_2407

_MG_2415

_MG_2392

_MG_2391


Entramos en Hallstat lloviendo, y el poco tiempo que pudimos estar allí, la lluvia nos acompañó. Sin duda, es un pueblo precioso, y perfectamente podría ser el lugar ideal de cualquier cuento de hadas. Los dos únicos inconvenientes que le encontré fueron, el aparcamiento de pago, sí o sí, y la cantidad de turistas que había. Aun así, la visita mereció la pena, sobretodo por la imagen tan preciosa que se quedó grabada en mi retina.


_MG_2450


Mientras estábamos en Hallstat, recibimos la llamada de nuestra couchsurfer Rina. Ella nos alojaría dos noches en su casa, a 20 km de Salzburgo, en un pueblo que hay en la frontera de Alemania y Austria, Laufen.

_MG_2463


Cuando llegamos allí, ya estaba anocheciendo, así que Rina y, su compañera de piso, Sofí fueron muy amables, y se ofrecieron a acompañarnos a ver la capilla donde se cantó por primera vez el villancico de Noche de Paz, que estaba muy cerca de su casa, concretamente, en el pueblo de al lado, Oberndorf bei Salzburg.
Estamos muy agradecidos a Rina y a Sofí, por habernos acogido en su hogar, además de ofrecernos cena, desayuno, y un montón de recomendaciones sobre Salzburgo.

_MG_2476


Cenamos comida peruana riquísima, y nos fuimos a dormir, ya que al día siguiente, nos esperaba un precioso día.

Salzburgo, la ciudad de Mozart

Nos levantamos temprano, y tras un buen desayuno, cogimos nuestro coche en dirección Salzburgo. En menos de 15 minutos estabamos aparcando junto al río.

IMG_2624

Desde aquí, comenzamos nuestro recorrido por la ciudad. Nuestra primera parada, fue el Palacio de Mirabell, construido en 1606. Actualmente, alberga el gobierno de la ciudad.
Sus jardines son maravillosos, están cuidados al detalle y, sin duda, es una de las cosas que no nos podemos perder. Dentro del recinto, se pueden destacar, ademas del jardín principal, el jardín de los enanos y el de las rosas.

_MG_2526

_MG_2529

_MG_2557

_MG_2588

Durante nuestra visita, tuvimos la suerte de poder asistir a uno de los conciertos que se dan en los jardines.

_MG_2503

_MG_2600

Salimos por la Makartplatz, donde nos encontramos con la casa de Mozart. Sin duda, durante toda la visita a la ciudad, pudimos ver como había muchas referencias, al gran compositor y pianista austríaco.

_MG_2605

_MG_2798

_MG_2802

Junto a la casa de Wolfgang, fue donde ví mi primer escaparate con una tarta Sacher, aunque ese día me quedé sin probarla. Pero más adelante, en días posteriores, ya vereis como no me fui del país sin comer esta delicia.

_MG_2613

Cruzamos el río por Makartsteg, y desde allí, obtuvimos una preciosa panorámica, con las casas junto al río, el Dom y en lo alto de la colina, el Castillo.

_MG_2615

Callejeamos por el otro lado del río, hasta llegar a la Iglesia de la Universidad de Salzburgo.

_MG_2636

En la plaza que hay detrás, descansamos un poco, ademas de conectarnos a una red wifi. Desde aquí, nuestra intención era subir al castillo, pero por el camino, fuimos viendo algunos puntos de interes que iban surgiendo a nuestro paso.


_MG_2650


Lo primero que no encontramos, fue el cementerio y la Iglesia de St Peter. A la iglesia no entramos, pero en el cementerio estuvimos un rato dando una vuelta, por su belleza, y lo bien cuidado que lo tienen. Además, se empezó a levantar un viento tremendo, así que no nos quedó otra, que cuando empezó a caer el diluvio universal, refugiarnos dentro de un panteón.


_MG_2667


_MG_2668

_MG_2677

_MG_2681

Cuando la tormenta amainó, salimos por una puerta trasera que hay en el cementerio, y comenzamos a oir mucha agua, en ese momento descubrimos el Molino de San Pedro. Un antiguo molino, y justo a su lado, una talla en madera, de San Pedro.


_MG_2702

_MG_2703

Está muy cerquita de la Plaza de la Catedral, allí vimos un mercadillo, donde vendían comida, souvenirs, etc.
Compramos algo para comer, y seguimos subiendo hacia el castillo.

_MG_2705

_MG_2714

Llegamos a la entrada del funicular, y vistos los precios, subir caminando. Merece la pena, aunque sea algo agotador. Las vistas son una pasada, y una vez que llegas arriba, puedes estar un rato sentado descansando, con Salzburgo a tus pies.

_MG_2724

_MG_2735

_MG_2736


No entramos al castillo, pero en lugar de tomar la dirección que todo el mundo cogía para bajar, nosotros nos fuimos por unas callejuelas muy tranquilas y con unas preciosas vistas, hasta llegar a la Abadía de Nonnberg.

_MG_2756

Paso a paso, nuestros pies regresaron al centro, donde visitamos dos edificios religiosos: el Dom, y la Iglesia franciscana.

El Dom de Salzburgo, es una edificio de estilo barroco, del siglo XVII, y tiene 142 metros de largo y 33,32 de alto en la bóveda central. La iglesia fue dañada durante la Segunda Guerra Mundia, cuando cayó una bomba sobre la cúpula del crucero. Su reconstrucción tardó bastante. Las obras se finalizaron en el año 1959. El interior nos gustó mucho, sobretodo la cúpula.

_MG_2767

_MG_2776

La segunda parada, era la Iglesia franciscana. Es una de las iglesias más bonitas de Salzburgo, sobretodo, su interior. Desde el siglo VIII, este emplazamiento ha estado ocupado por alguna iglesia. Esto justifica que la iglesia actual tenga distintos estilos en ella misma.


_MG_2763

_MG_2764

Y, como nuestro pensamiento, era ir a visitar un pequeño pueblo que nos había recomendado nuestra couchsurfer Rina, decidimos caminar hacia nuestro coche.
De camino, estuvimos viendo las tiendas que hay por la famosa calle Getreidegasse, y sobretodo, los curiosos carteles que cuelgan de ellas.


_MG_2794

_MG_2761

En el borde del río, casi llegando al coche, encontramos un mercadillo de cosas internacionales. Dimos una vuelta, ya que nos pillaba de paso, y finalmente, nos fuimos dirección Arnsdorf.


_MG_2808


_MG_2809

Arnsdorf es un pequeño pueblecito, cuidado y muy tranquilo, y en estas tres características, radica su encanto.

_MG_2833

El simple hecho de aparcar el coche, pasear por sus tranquilas calles, ver el tranquilo y cuidado cementerio de su iglesia, dar una vuelta por el campo lleno de animales, y cruzarte con algún lugareño que te saluda amablemente, hace que merezca la pena estar un rato allí.

_MG_2838

_MG_2814

_MG_2818

Pero, aun nos quedaba una última cosa que hacer en el día de hoy, todavía teníamos tiempo, así que nos fuimos a dar una vuelta por el pueblo donde estábamos alojados, Laufen.

_MG_2841

Llegamos, dejamos nuestro coche en la parte austríaca, y caminamos tranquilamente hacia la zona alemana, cruzando el puente Salzachbrücke. Este puente colgante sobre el río Salzach, mide 165 metros. Fue construido entre 1901 y 1903. Antes del puente actual, había un puente de madera, que en el año 1899 fue destruído por una inundación.

_MG_2844

Nuestras ultimas horas allí, antes de irnos a dormir y seguir camino, al día siguiente, al Tirol, las pasamos en el bonito pueblo, paseando y disfrutando de una buena cerveza a la salud de todos nuestros familiares, amigos y seguidores.

_MG_2849

_MG_2854

_MG_2850

_MG_2876

Babysapito.

14 comentarios:

Caliope dijo...

Qué maravilla es Austria, me encantó. Hallstatt es precioso y Salzburgo un encanto, tengo que volver a esa zona a recorrerla con más detenimiento. Un besazo reina y pasa por mi blog que tienes un Premio Dardos, espero que te guste.
Ah, me encantan las fotos, como siempre.

descobrintotselsracons dijo...

Me han entrado muchas ganas de visitar Austria!!! por lo que nos has explicado y las fotos es precioso!!! Me lo apunto para la lista ;)
Saludos

Núria y Ramos

adriana dijo...

Que sitios más lindos y que fotos que trasmiten mucha paz, parecen postales, habrá que ir!
besoss

linamorales dijo...

Como siempre me haces sentir cada paso que das por el mundo. fantastica narrativa y fotografia superway... Y muy rica y fresquita la cerveza con ese precioso atardecer. gracias parejita!!!...bsllosp

Helena dijo...

Veo que tienes debilidad con los cementerios... han sido dos importantes paradas en esta etapa, jejeje
Tengo unas ganas tremendas de descubrir Hallstatt. Desde que vi la típica foto con el lago y la ciudad al fondo me quedé prendada. Pero imagino, según lo que dices, que debe estar muy masificado a nivel turístico y lo del parking de pago me parece fatal (que además seguro que será carísimo, ¿no?)
Salzburgo también tiene que ser una ciudad de cuento.
Menuda envidia me has dado con este post!! ;)
Un saluco

Mafi dijo...

Guapa, muchas gracias por el premio. En cuanto tenga un ratito contesto, que estoy bastante liada jeje.

Austria en general nos gustó muchísimo, sobretodo la siguiente etapa del viaje, que espero no tardar mucho en escribir ;-)

Un besote

Mafi dijo...

No os perdais este maravilloso pais, tiene rincones alucinantes, y es un lugar muy fotogénico. A la lista de próximas visitas!! jeje.

Besos

Mafi dijo...

Una maravilla, eso es Austria. Este verano hemos tenido la suerte de recorrer una de las zonas, para nosotros, más bonitas de Europa.

Besos

Mafi dijo...

Linita mia, como me gustaría que estuvieses para compartir estos momentos contigo. Estoy segura, que de haberte tenido cerca, este viaje lo hubiésemos compartido juntas.
Tenéis que visitar esta zona de Europa, es una delicia, y creo que no defrauda a nadie.

Muchos besotes

Mafi dijo...

Me has pillado jajaja, me encantan los cementerio, todavía no se porque, pero son tan tranquilos, y en general en Europa, están tan bien cuidados..., que me gusta visitarlos. Me llama mucho la atención. En concreto el de Arnsdorf, nos sorprendió, porque aunque no he puesto la foto, había una especie de estanterías, con rejas, donde había calaveras con la inscripción del difunto y la fecha escrita en el cráneo.

Hallstat es maravilloso, lo malo es la masificación, y lo del parking..., lo tienen de una manera muy turistica montada, ya que para que te salga bien de precio (0,50 €) tendrías que estar más de 12 horas. Pero si estás allí entre 1 y 4 horas, te viene a salir a unos 2 € la hora.
En fin, cosas del turismo, que nos revientan muchas veces.

Y Salzburgo es maravillosa.

No dejes de visitar esta zona, en cuanto puedas. Estoy segura que no te va a defraudar, y te encantará.

Un abrazo.

Victor dijo...

Acabo de llegar de allí!!!! Me ha encantado la ciudad de Salzburgo aunque solo la hemos dedicado una mañana y parte de la primera noche. Nos quedó por visitar el palacio de Mirabell, pero quedará para otra.

El cementerio que mencionas es precioso y lástima que se encontraran cerradas las catacumbas porque a eso si me hubiera gustado entrar...

Un abrazo!

Davestraits dijo...

Precioso Hallstatt y todos los pueblecitos. Paisajes idílicos. La tranquilidad que deben desprender esas praderas verdes y tanta naturaleza junta...

Un saludo!

Maria dijo...

Salzburgo es sin duda la ciudad más bonita en la que he estado en mi vida. Vaya fotos más bonitas que tengo con mi marido en los jardines de Mirabell!!

MOCHILEANDO POR EL MUNDO dijo...

Un precoso relato :-)
No solo me han entrado ganas de volver a Austria, si no tb de beberme una cervezota rica y comerme una WienerShnitzel mmm!!! :-)

Publicar un comentario en la entrada

Deja tus comentarios