Pages

 

El Tirol

0 comentarios
Llevábamos 5 días de viaje, y poco a poco íbamos recorriendo todos los lugares que teníamos en mente. Ya habíamos estado en Eslovenia, visitado Zagreb, y bien metidos en Austria hemos pasado por Salzburgo y algunos preciosos pueblos cercanos a la ciudad. 
Continuamos en el corazón de Austria, y nos vamos a descubrir una de las zonas que más teníamos ganas de visitar en este viaje: el tirol.

_MG_2906


Habíamos oído hablar tanto del tirol, que nos parecía casi imposible estar recorriendo sus rincones con el coche de alquiler. Plan de viaje para el día de hoy: visitar pueblos del Tirol, desde Laufen hasta Schwaz, donde dormiremos en casa de nuestra nueva couchsurfer.

_MG_2904 

Comenzamos nuestra ruta abandonando Laufen, y nos ponemos rumbo a nuestra primera parada, Golling an der Salzach. 50 km nos separan de las famosas cataratas de Golling, y aunque el día está algo nublado, la lluvia nos respeta.

_MG_2903

_MG_2934

Al llegar allí, estamos completamente solos, aparcamos nuestro coche y comenzamos a caminar por el espeso bosque, dejando que el sonido del agua nos envuelva y nos haga disfrutar de un maravilloso paseo. Y así es, nuestra primera parada nos deja un muy buen sabor de boca y con ganas de seguir descubriendo, así que, tras realizar una parada en el Spar del pueblo, y comprar provisiones, continuamos ruta hacia Zell am See.

_MG_2912

_MG_2925

Con nuestro coche cruzamos paisajes de ensueño, paisajes dignos de wallpaper. Nos quedamos asombrados, con cada kilometro que pasa. Abrimos todo lo que podemos nuestros ojos para captar hasta el último detalle, y guardar en nuestra mente y retina todo lo maravilloso que esta región nos ofrece.

_MG_2940

_MG_2946

Tras 72 km, desde Golling, llegamos a Zell am See, con el único objetivo de ver la panorámica que se extiende del pueblo sobre el lago, relajarnos y disfrutar de estas vistas.

_MG_2986

_MG_2967

Relax, paz y silencio, esto es lo que encontramos, y nos encanta. Decidimos que este es el lugar idoneo para comer, aunque sea pronto. Así que montamos un picnic improvisado a los pies del lago, en un banquito, y sacamos nuestras salchichas, codillo y todo lo que tenemos para nuestra magnifica comida. ¿Quien necesita un restaurante, con un banco con vistas y estos manjares?

_MG_2953

_MG_2951

_MG_2959

Magnifico e inolvidable, así describiría el rato que pasamos allí. Pero ya va siendo hora de recoger, y seguir nuestro camino por estos preciosos pueblos, aun nos quedan 2 paradas hasta nuestro destino, así que vamos a por la siguiente: St Johann in Tirol. Mientras vamos de camino hasta allí, estamos en lo más profundo del tirol, y vemos las industrias de madera, y los preciosos y típicos paisajes que bañan esta zona de Austria.

_MG_2989

_MG_2998

Llegamos a St Johann in Tirol, y aparcamos nuestro coche, creemos que en un parking privado, aunque todavía a día de hoy no estamos muy seguros. El caso es que allí se quedó el coche, y nosotros nos fuimos a pasear por calles de ensueño, llenas de tiendas, restaurantes, y pastelerías.

_MG_3013

_MG_3022

Esto último me recuerda que estoy en Austria, y no he probado la famosa tarta Sacher, ¡¡esto no puede ser!! 
Encuentro cerca de la plaza, una pastelería llamada Rainer, con una pinta estupenda, y ¿porque no decirlo?, con una pinta de ser cara de narices. Entramos y pedimos, con nuestra gran acento alemán, una porción de tarta Sacher. ¡¡¡Cómo debe ser nuestra pronunciación de la palabra "sacher", que el tío no nos entiende ni a la de tres!!! Visto lo visto, opto por buscar la tarta entre todas, y señalarla. El hombre pone cara de exclamación, y con un alemán perfecto, nos pronuncia la famosa tarta. Perfecto, no se me olvidará nunca, acabo de ampliar mi vocabulario en alemán. Os dije que tenía pinta de cara, la porción nos costó 2,50 euros, tampoco es que sea una barbaridad, y la porción era enorme, eso sí.

_MG_3024

_MG_3015

Tras nuestra preciada compra, paseamos comiendo la tarta y disfrutando del aire tranquilo que se respira en este pueblo. Fotos y más fotos, hasta que decidimos que es hora de continuar.

_MG_3019

_MG_3030

Toca llegar hasta Achensee, y ver su famoso lago, no sin antes hacer una parada en Kitzbühel, un pequeño pueblo que trabaja la madera, y donde nos paramos en un taller, a admirar sus obras de arte, y comprar de paso algo como souvenir.

_MG_3047

_MG_3033

Después de recorrer los 70 km que nos separan de nuestro próximo destino, llegamos al lago. Magestuoso, rodeado de montañas, naturaleza, animales y tranquilidad.

_MG_3049

_MG_3100

Es hora de la merienda, así que aparcamos nuestro coche, y disfrutamos de una merienda a orillas del lago. Paseamos, y disfrutamos de estas maravillosas vistas.

_MG_3098

_MG_3107

Se acerca la hora en la que hemos quedado con nuestra Couchsurfer en Schwaz, así que nos ponemos rumbo hacia el pequeño pueblo, no sin antes, parar en la terraza de un restaurante cerrado y abandonado, que hay en la subida hacia Achensee, y disfrutar de la que para nosotros sin duda fue la mejor vista de todo el Tirol.

_MG_3125

Nuestro día, y nuestro recorrido por lugares de ensueño dentro del Tirol ha terminado, y como sorpresa final, al llegar al hogar de nuestra couchsurfer, nos encontramos una pedazo de casa típica de la zona, enorme y hasta con su propio granero, y una estupenda cena a la luz de la luna. Desde aquí queremos dar las gracias a Julia por su hospitalidad y simpatía.

_MG_3169

_MG_3159

Pasamos una noche estupenda, y temprano por la mañana, volvemos a nuestro coche para adentrarnos esta vez en tierras alemanas y de mágicos castillos. 

_MG_3167

Continuara...

Babysapito.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Deja tus comentarios